Ismael Ortiz: el juvenil de UAI Urquiza que se estrenó en las redes y apunta alto

Publicado el día 13/10/2021

El delantero de 22 años marcó su primer gol como futbolista profesional en el empate del Furgón contra Argentino de Quilmes y se presenta como una de las principales cartas ofensivas del conjunto dirigido por Alejandro Riveros.

Para los futbolistas jóvenes que se inician en las divisiones inferiores de un club y logran llegar con mucho sacrificio y perseverancia al nivel profesional no es fácil establecerse. La competencia por hacerse con un lugar es exigente y demandante, sumado a la obligación de cada miembro del plantel de aportar su granito de arena en pos del bien del equipo cada fin de semana.

A Ismael Ezequiel Ortiz Cabrera, delantero nacido el 7 de septiembre de 1999, le llevó un tiempo asentarse, pero finalmente lo consiguió. El Negro, como lo apodan, se inició en las categorías formativas de UAI Urquiza en 2016 con un paso previo por otra actividad del club muy similar: el Futsal. En el equipo de salón compartió cancha con muchos compañeros que lo acompañarían en el futuro y, por supuesto, se destacó como uno de los máximos goleadores de la institución, una marca que luego trasladó a la cancha de 11.

En el 2018, Ismael ya sumaba minutos en Reserva entrando desde el banco de suplentes y para 2019 se asentó como titular en el equipo que por aquel momento dirigía su actual entrenador en Primera, Alejandro Riveros. Con él sumó mucha confianza a base de goles, lo que despertó el interés de Christian Bassedas, técnico del plantel profesional. El debut en el plantel superior se dio en la decimotercera fecha del Torneo Apertura 2019, ante Defensores Unidos de Zárate: Ortiz ingresó a los 37 minutos del complemento en lugar de Joan Gaona.

Sobrevino la pandemia y todo se detuvo, pero el juvenil siguió entrenando por su cuenta y al momento de la reanudación de la actividad demostró un nivel muy alto. Sus goles en los partidos amistosos en simultáneo con sus buenos rendimientos en Reserva derivaron en la firma de su primer contrato el 29 de diciembre de 2020. “Poder cumplir este sueño me llena de alegría y felicidad”, remarcó en aquel momento el delantero.

Ya con el primer equipo bajo las órdenes de Alejandro Riveros, Ortiz logró afianzarse como profesional. En lo que va del 2021, disputó un total de doce partidos en la Primera ‘B’ Metropolitana (todos entrando como suplente), acumuló 210 minutos en cancha y recibió una tarjeta amarilla. También llegó su tan ansiado bautismo en las redes, a sus 21 años y a tan solo dos días de cumplir 22, en la tarde de la octava fecha del Torneo Clausura contra Argentino de Quilmes. El conjunto de Villa Lynch perdía como local por 3-1 y el encuentro parecía perdido, pero Ortiz ingresó en lugar de Vidal y le causó muchos problemas a la defensa del Mate. Primero, asistió a Giuliano Cerato que puso el 3-2 y en la última jugada del partido recibió el pase de Martín Rodríguez y remató con todas sus fuerzas al fondo de la red. ¿Qué mejor ocasión que en una espectacular remontada para estrenarte como goleador en la Primera División de tu club? Ismael lo gritó con furia, con emoción y, al instante, recibió los abrazos y las felicitaciones de sus compañeros que lo acompañaron en el proceso.

El bautismo en las redes de Ismael Ortiz es tan solo el comienzo de la que parece ser una trayectoria promisoria de un futbolista con mucho talento, que surgió desde las bases de UAI Urquiza.